Discursos

Junio 17, 2016

Madres: pilar de una sociedad en valores

Discurso pronunciado por la Excelentísima Vicepresidenta de la República Dominicana, doctora Margarita Cedeño de Fernández, en los premios «Madres de valor 2016», realizado en el Auditorio del Banco Central.

  • Sé que no es fácil mantener a un hijo, darles de comer, trabajar para que ellos tengan una buena educación y enseñarlos a diferenciar entre las cosas buenas y malas de vida.
  • Ser madre es un enseñar y aprender constante que sobrepasa los lazos sanguíneos y genealógicos. Ser madre significa todo en uno y uno en todo.
  •  Por eso HOY son ustedes las protagonistas de este premio Madre de Valor 2016, por ser madres que se destacan por sus virtudes y destrezas que las complementan y las convierten en un ejemplo de madres.

Mis queridas madres de valor:

Es un verdadero honor estar en frente de madres que dedican sus vidas a criar y crear personas en valores para nuestra sociedad.
Madres, porque la naturaleza nos ha impregnado de un instinto maternal, que nos hace cuidar, amar y mantener con vida a ese ser humano que es parte de nuestro cuerpo durante 9 meses y que llevamos toda la vida en el alma y en el corazón.
Pero no he venido aquí para hablarles de lo que significa ser madre porque eso yo se que lo saben a la perfección.
Las hemos reunido para premiar a madres ejemplares que educan en valores a sus hijos.
Hoy quiero reconocer y premiar la entrega y el sacrificio que conlleva convertir a nuestros hijos en un ejemplo de integridad, honestidad y perseverancia. Yo sé lo difícil que se nos hace criar con valores a nuestros hijos, en una sociedad que está tan carente de ellos, y eso solo se logra con una comunicación constructiva, abierta y cercana, haciendo de la moral y los principios, pilares irrenunciables de su formación.

Queridas Madres,
Sé que no es fácil mantener a un hijo, darles de comer, trabajar para que ellos tengan una buena educación y enseñarlos a diferenciar entre las cosas buenas y malas de vida.
Por eso HOY son ustedes las protagonistas de este premio Madre de Valor 2016, por ser madres que se destacan por sus virtudes y destrezas que las complementan y las convierten en un ejemplo de madres.
Nos hubiera gustado premiar a las más de 300 mil madres que participan de nuestro programa Progresando con Solidaridad, sin embargo ustedes han sido elegidas como modelos por su entrega a hijos con discapacidad, por ser mujeres valientes que crían solas a sus hijos, por saber transmitir valores como la solidaridad, la integridad y la fe.
Son premiadas porque muchas de ustedes son líderes en su comunidad, que no se limitan a enseñar valores a sus hijos sino que lo dispersan por todos los miembros de su comunidad.

En fin, su amor al prójimo y esfuerzo diario hoy serán premiados.
Quisiera también que este acto les sirva por siempre de motivación para que cada una de ustedes sigan capacitándose en nuestros Centros de Capacitación y Producción Progresando; este premio es un estimulo para que sigan innovando en sus negocios de emprendimiento que llevan a cabo gracias a los talleres de capacitación Progresando;

Para aquellas madres que son enlaces, les reconozco doblemente, porque Ustedes son las madres de muchas familias. Les pido que continúen su labor con entusiasmo para que otras familias y madres participen también del progreso que queremos ver florecer en todos los hogares de este país.

——

Amigos y amigas,
Ser madre es un enseñar y aprender constante que sobrepasa los lazos sanguíneos y genealógicos. Ser madre significa todo en uno y uno en todo.
Como decía Kahil Gibrán, “madre es la palabra más bella pronunciada por el ser humano…” Y yo diría que la más abarcadora.
Las madres nos convertimos en amigas, confidentes, compañeras, profesoras, doctoras, consejeras, luchadoras y un sin fin de adjetivos para la más loable de las virtudes que tiene la vida, ser madre.

Gracias a ustedes, es que nuestra nación tiene alma y alegría, pero sobretodo, un corazón grande y eterno que nos hace únicos.

Sigamos construyendo juntas la sociedad en valores que necesita este país.

Sigamos forjando el camino de bien de las generaciones que asegurarán nuestro porvenir.

Bien por ti a Ustedes, madres de valores de la República Dominicana.

¡Muchas felicitaciones y que Dios las bendiga siempre!