Discursos

Desarrollo

Marzo 9, 2017

La casa de los sueños, la esperanza y la solidaridad

  • La casa de los sueños, la esperanza y la solidaridad
  • Esta edificación es un albergue para lograr sus metas y anhelos más preciados. Son peldaños hacia el éxito de Ustedes y de su familia.
  • En este CCPP haremos realidad las grandes ideas de los miles de niños y jóvenes de esta comunidad, que quieren espacios para llevar sus vidas por el camino del progreso.
  • Junto a ustedes, estamos construyendo un país moderno, inclusivo, con oportunidades para todos.

Amigos y amigas:

El año pasado, aquí hubo un renacer, lleno de esperanza y oportunidades para miles de familias, que por muchos años habían sido víctimas de una gran injusticia social.

Nunca olvidaré las caras de alegría, los ojos vidriosos de incredulidad de muchos de Ustedes, que pensaban que esto era un sueño. Pues sí, es un sueño hecho realidad.

¡Qué gran obra de amor la que se ha hecho en este suelo fértil! Hemos sembrado una semilla que germinará en bienestar y felicidad para todos Ustedes.

Cuando José Miguel me comentó del proyecto, yo recuerdo que le dije, “ahí debe estar Progresando con Solidaridad, ahí deben estar los CTC”.

Yo le decía que a la propuesta de La Nueva Barquita le hacía falta la capacitación técnico-profesional y la formación en tecnología, porque ambas les otorgarán a Ustedes herramientas que les permitirán generar ingresos para sus familias.

El, muy complacido, aceptó la propuesta que le hicimos de instalar aquí este Centro de Capacitación y Producción que estamos inaugurando hoy, y al lado el Centro Tecnológico Comunitario que estaremos inaugurando en las próximas semanas.

Estas instalaciones son para toda la familia. Para los más pequeños, para las madres, para el papá, para el abuelo y la abuelita.

Y no solo de La Nueva Barquita.

Esto da para todos, para cada barrio que está cerca, como La Javilla, porque es que el progreso de Ustedes es también el progreso de sus vecinos.

Yo quiero que Ustedes sepan que La Nueva Barquita tiene un efecto poderoso en todo lo que le rodea, porque lleva esperanzas a toda esta provincia de Santo Domingo y a todo el país.

Y por eso felicito la decisión de seguir haciendo proyectos como este, para que sigan siendo inspiración para todos.

Felicito el proyecto que ha anunciado nuestro Presidente en el Domingo Savio, que beneficiará a Los Guandules y a La Ciénaga, es una nueva obra de amor que nuestro Presidente Danilo Medina, y este Gobierno, hacemos a favor de los más necesitados.

Y ahí también estarán Progresando con Solidaridad y los Centros Tecnológicos Comunitarios.

¡Sin duda alguna!

Amigos y amigas:

Esta edificación no es sólo la planta física  con bellas escaleras y amplias ventanas. Esta es la casa de los sueños, de la esperanza y la solidaridad.

Aquí viven  historias de vida, historias como las de las familias que cruzaron el río el pasado 29 de junio con el padre Alegría, en representación de todos Ustedes.

Esta edificación es un albergue para lograr sus metas y anhelos más preciados. Son peldaños hacia el éxito de Ustedes y de su familia.

Aquí haremos realidad las grandes ideas de los miles de niños y jóvenes de esta comunidad, que quieren espacios para llevar sus vidas por el camino del progreso.

Aquí no solo hay una cocina para aprender a hacer pasteles o picaderas.

Es una cocina donde van a nacer sus negocios propios, para aportar al desarrollo de esta comunidad.

No son solo aulas de clase, para aprender electrónica, computadora, inglés, cursos de belleza, bartender, reparación de electrodomésticos, tapicera o artesanía.

Son aulas para que liberen su creatividad y hagan realidad los deseos de sus vecinos, que muy pronto serán sus clientes.

Son aulas para perfeccionar sus talentos e insertarse en el mercado laboral, para transformar la realidad de muchas familias dominicanas.

Este es un espacio para la confraternidad, para la paz y para el bienestar.

Mis queridos amigos y amigas: 

Obras como esta es que tienen a los detractores asustados.

Quienes no creen en Ustedes, en el amor que sienten por esta comunidad y por este país, quieren hacerles creer que todo va mal y que no hay esperanzas.

Pues se equivocan.

El que ve sus caras con el amor con el que nosotros los vemos, sabe que juntos estamos transformando este país para siempre.

No hay dudas de que estamos trabajando con la gente, por la gente y para la gente.

Estamos poniendo a los más necesitados primero, para saldar esta gran deuda que tenemos con ellos.

Y eso valida nuestro trabajo y, sobretodo, es lo que nos mantiene en contacto constante con Ustedes.

Junto a Ustedes, estamos construyendo un país moderno, inclusivo, con oportunidades para todos.

Porque para los gobiernos del PLD, la liberación empieza con el progreso y la igualdad. Mientras otros promueven caos, crisis y desasosiego.
Sean felices y sigamos trabajando unidos por una República Dominicana más fuerte , más  grande y más incluyente,  porque este país nos pertenece a todos.

¡Muchas Gracias!

¡Qué Dios les bendiga