Sala de Prensa

Noticias

febrero 13, 2018

Vicepresidenta supervisa construcción de Hemocentro Nacional

La obra, que es construida por el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS), con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se encuentra en un 85 por ciento y está prevista para ser inaugurada a mediados de este año.

SANTO DOMINGO NORTE, 13 de febrero de 2018.- La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, supervisó junto a autoridades de Salud Pública y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la construcción del edificio que alojará el primer Hemocentro Nacional, que será destinado a suplir el déficit de sangre y sus derivados a la población.

La Vicemandataria recorrió la infraestructura que se erige en la Ciudad de la Salud, en Santo Domingo Norte, cuyo avance se encuentra en un 85 por ciento. Allí visitó los espacios donde funcionarán las áreas de laboratorio, tipificación de sangre, extracción y flujos; así como los almacenes de lo que será el más grande sistema de recolección, almacenamiento y distribución del vital líquido, para suplir la demanda actual en el país, que se estima en 180 000 unidades al año, de las cuales solo se recaudan 111 000, según autoridades de salud.

El recorrido forma parte de las acciones de seguimiento dirigidas a la terminación de la obra, prevista para mediados del año en curso y que ejecuta el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS), con fondos del BID.

El primer Hemocentro Nacional recibirá la sangre que actualmente captan 16 espacios de este tipo, en igual número de hospitales del país. En este primer gran laboratorio se captará, procesará y distribuirá sangre y sus derivados (plaquetas, hematíes, plasma, entre otros) a los centros de salud donde la población lo requiera y de manera gratuita.

Para la captación de sangre en todo el territorio nacional está prevista una campaña que promueva la donación del líquido, con la formación de clubes de donantes en dependencias policiales y militares, así como operativos de recepción directa en instituciones públicas y privadas y de unidades móviles para recibir y alimentar los almacenes del Hemocentro.

Esta medida busca, también, aumentar la donación de sangre voluntaria y altruista de parte de la población, la cual se sitúa en un 10 por ciento. El resto de la captación se realiza por donaciones de familiares y amigos de la persona que la necesite en un caso de emergencia.