Sala de Prensa

Noticias

noviembre 9, 2017

Margarita Cedeño reafirma compromiso del Gobierno con innovadores 

Al participar en la jornada “Idear Soluciones para Mejorar Vidas”, la vicepresidenta Margarita Cedeño resaltó el impacto que tienen en la población los 100 Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) que opera la Vicepresidencia de la República en todo el país

SANTO DOMINGO, 9 de noviembre de 2017.- La Vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, aseguró que el Gobierno seguirá apoyando la capacidad creativa de los innovadores para promover el empleo, la generación de ingresos y encontrar soluciones a necesidades sociales, durante el acto inaugural de la jornada “Idear Soluciones para Mejorar Vidas”, organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante la actividad, realizada en el auditorio del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Vicemandataria resaltó el impacto que tienen los 100 Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) en igual número de comunidades, espacios donde miles de personas aprenden sobre tecnología y trabajan en el desarrollo de innovaciones dirigidas a solucionar problemas sociales.

“En principio esos centros funcionaban como un mecanismo de acceso a las tecnologías; ahora hemos pasado a una segunda y tercera etapa, donde estamos trabajando como maker space o espacios para hacer cosas, porque no podemos quedarnos en ser solamente consumidores de tecnología”, enfatizó.

En la actividad habló también la gerente de los Departamentos de Países de Centroamérica, México, Panamá, República Dominicana y Haití del BID, Gina Montiel, quien dijo que República Dominicana está a la vanguardia en términos de innovación y se esfuerza por crear una economía digital, lo que a su juicio tendrá un gran impacto en el empleo. “La mayor parte del potencial de empleo que se ve en 20 o 30 años va asociada a estas industrias, porque muchos otros empleos que vemos de mano de obra van a estar automatizados”, manifestó.

El evento

Cientos de personas asistieron al evento para escuchar historias inspiradoras contadas por 26 emprendedores internacionales que utilizaron su capacidad intelectual y creatividad para idear soluciones ingeniosas a problemas de desarrollo, crear empresas y empleos que dinamizaron las economías de sus países.

Tal fue el caso de Daniel Simons, que superó una infancia difícil en un barrio humilde de Buenos Aires y convirtió su fascinación por los videojuegos en una profesión: diseñador de videojuegos. Y Benjamín Bunker, que trabaja para proporcionar soluciones de energía solar asequibles a las comunidades rurales que carecen de electricidad, captando fondos para sus proyectos gracias a películas filmadas en realidad virtual que permite visualizar la transformación de una comunidad cuando tiene electricidad.  O el dominicano Onil Pereyra, ingeniero de software y creador de una plataforma de negocios por internet que ha logrado éxito en un mercado mucho más grande: Brasil.

También se destacaron emprendimientos como el de Posibl de Argentina, Conceptos Plásticos de Colombia, y Atelier de Hoteles de México, destacados en la reciente publicación:  Economía naranja: Innovaciones que no sabías que eran de América Latina y el Caribe.

La jornada, organizada con la colaboración de la Vicepresidencia de la República, estuvo enfocada en la llamada Economía Naranja, un concepto acuñado por el BID que se refiere a bienes y servicios derivados de la creatividad, la cultura y el capital intelectual. Comprende una amplia gama de actividades, que incluyen el arte, música y cine, el turismo y el patrimonio culinario, los nuevos medios digitales de comunicación, el software de contenidos, la aplicación de nuevas tecnologías en la moda, la arquitectura y en la reducción de la contaminación, entre muchas otras áreas.

El denominador común de todas las actividades destacadas en el evento fue su contribución al desarrollo sostenible. Así fue el caso del emprendedor culinario danés Claus Meyer, dueño del premiado restaurante Noma, quien ha logrado poner a Bolivia en el centro de la gastronomía mundial a través de un innovador proyecto que les ha dado valor económico y social a las recetas ancestrales del país andino.

Además de las charlas, el evento incluyó un panel que examinó el nuevo cine dominicano, con la participación de Yvette Marichal, directora general de Cine de la República Dominicana y tres destacados cineastas dominicanos: Yanillys Pérez, Tabaré Blanchard, y Pedro Urrutia. Otro ponente destacado fue el cantautor Gabriel, nominado a los premios Grammy Latino.

Las industrias creativas, el empleo y la economía

Según el Primer Mapa de las Industrias Culturales y Creativas, estas emplean a nivel mundial un total de 29.5 millones de personas y genera ingresos por dos mil 250 millones de dólares. Se estima que en América Latina y el Caribe emplea a 1.9 millones de personas y tiene un impacto económico de 124 mil millones de dólares.

En República Dominicana, alrededor de medio millón de empleos, o 12.5 por ciento del total de la fuerza laboral, corresponde a las industrias creativas, que contribuye un 1.5 por ciento del PIB, según el Banco Central y el Ministerio de Cultura.

Además del BID y la Vicepresidencia de la República, colaboraron con la organización del evento los ministerios de Cultura, Turismo, Industria y Comercio, y Relaciones Exteriores. Además, el Grupo Corripio, Innovadores de América, Chez Space, Red de Inversionistas Ángeles (Enlaces), Centro de Innovación para el Desarrollo Empresarial y Emprendimiento (CIDE), La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), UNIBE, la Escuela de Diseño CHAVON, la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA), y el Programa de Emprendimiento de Banreservas (CREE).