Sala de Prensa

Noticias

agosto 1, 2017

200 mil niños y adolescentes participan de campamento Progresando en Valores

Con las actividades recreativas la Vicepresidencia de la República, a través del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), inculcará en niños y jóvenes valores como el respeto, empatía, responsabilidad y reconciliación

SANTO DOMINGO NORTE, 1 de agosto de 2017.- Unos 200 mil niños, niñas y adolescentes de todo el país participan de la edición número 11 del “Campamento Progresando en Valores 2017, Aprender a Vivir Juntos”, que abrió la Vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, con el objetivo de fomentar en ellos el respeto y la comprensión por sí mismos y hacia los demás.

Durante un acto realizado en el Centro de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) de La Nueva Barquita, la Vicemandataria explicó que los participantes del campamento aprenderán a vivir juntos en armonía y a practicar la cultura del no maltrato a la mujer, aplicándola con sus amigas, hermanas y madres.

“Si no sembramos en los niños desde pequeños ese amor al prójimo, solidaridad y respeto hacia los demás, cuando adultos entonces vamos a estar lamentándonos de tener una sociedad que no vive en paz. Por eso ustedes son la esperanza, la ilusión de que en este país podamos tener una sociedad pacífica”, expresó.

Con el apoyo de Catholic Relief Services (CRS) la Vicepresidencia incorporó en esta undécima edición del campamento la estrategia Aprender a Vivir Juntos, la cual se ha aplicado con éxito en unas 30 naciones. CRS coordina en el país la Arigatou Internacional, organización sin ánimo de lucro que fomenta el trabajo conjunto de toda clase de personas por un mundo mejor para los niños y las niñas, así como la Red Global de Religiones a favor de la Niñez (GNRC por sus siglas en inglés).

“Tenemos todos que involucrarnos y, todos juntos, como dice esta metodología que vamos a implementar, es como podemos hacer una República Dominicana mejor. A trabajar por una educación ética, por una formación en valores y porque podamos vivir en una sociedad pacífica y segura”, expresó.

Dinámicas en valores del campamento

Con divertidas dinámicas el campamento busca también fomentar los valores que se relacionan con el convivir de forma pacífica en un ambiente de respeto hacia los demás y de dignidad para todos, así como promover el conocimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes con énfasis en la participación, libertad de expresión y opinión, entre otros.

Expertos de CRS capacitaron a 35 enlaces y supervisores del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli); se elaboró la guía del campamento y se entrenaron los 949 facilitadores que orientarán a los niños en valores como el respeto, empatía, responsabilidad y reconciliación.

Acompañaron a la doctora Margarita Cedeño en la línea de honor la directora general de Prosoli, doctora Altagracia Suriel; el cura José Ramón Arias, párroco de la iglesia San Juan Pablo II de Boca Chica, quien bendijo el acto; y los niños Seilin Michel Ventura y Randolph Díaz de la Paz.

Como ha sido en sus ediciones previas, el Campamento Progresando en Valores se realizará de forma simultánea en iglesias, escuelas, centros culturales, Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) y en los CCPP. Este divertido y enriquecedor campamento ha impactado la vida de cientos de miles de infantes y jóvenes de escasos recursos en las 10 ediciones anteriores.

Durante las próximas dos semanas, los enlaces familiares y voluntarios de Prosoli extenderán las actividades a todas las provincias del país para fomentar los valores asociados a la convivencia pacífica entre niños, niñas y adolescentes, y así contribuir a mejorar su relación con familiares, amigos, compañeros, profesores y demás personas.

Aprender a Vivir Juntos

En esta edición del Campamento Progresando en Valores, Prosoli asumió el concepto de “Aprender a Vivir Juntos” para promover la ética y los valores en la niñez, lo que se estima ayudará a la construcción de una sociedad más equitativa, justa y humana.

“Aprender a vivir juntos” es una herramienta que ha sido probada en diversos países y tiene un enfoque humanista. Se puede aplicar para diversos públicos, como son las familias, los jóvenes, niños, niñas y adolescentes.