Sala de Prensa

Noticias

Marzo 7, 2017

Seguro Solidario de Adess ayuda a mejorar calidad de vida

La Administradora de Subsidios Sociales (Adess) ha hecho tres entregas de compensaciones por el seguro de vida a titulares de la tarjeta Progresando con Solidaridad

SANTO DOMINGO, 7 de marzo de 2017.– El seguro de vida al que están afiliados 125 mil titulares de la tarjeta Progresando con Solidaridad, a través de la Administradora de Subsidios Sociales (Adess), sigue rindiendo sus frutos y ayudando a los familiares de los cabeza de hogar fallecidos a mejorar su calidad de vida, pese a la irreparable pérdida humana sufrida.

Ese es el caso de la no vidente Máxima de los Santos Fructuoso, de 55 años, quien ha podido mejorar las condiciones de su humilde vivienda con parte de los 100 mil pesos que recibió de compensación por el Seguro Solidario, en el que su pareja desde hacía 16 años, Rafael Rosario, era titular de una póliza. Rafael murió a los 69 años y tenía la misma discapacidad que Máxima.

“La puerta se estaba cayendo, la cama estaba inservible, una noche la otra estufita que yo tenía explotó cuando una vecina la usaba. Eso tiró una llamarada para arriba…”, dijo Máxima, quien mostró satisfacción por las mejoras que hizo en su hogar en Bajos de Haina, San Cristóbal.

Tras entregar las compensaciones a los deudos Adess monitorea lo que hacen con los fondos, procurando que los inviertan en algún micronegocio o en otras acciones que les ayuden a seguir superando su condición de vulnerabilidad.

Con el Seguro Solidario la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño, busca evitar que un eventual deceso ocasione la pérdida de la inversión social realizada por el Estado en los participantes de Prosoli.

La señora Máxima mandó a pintar la casa, cambió un panel de madera que estaba al desplomarse por uno de block, compró un nuevo comedor, estufa, cama y un televisor para escuchar sus programas favoritos. “El resto lo dejé en el banco para cualquier eventualidad, no pienso gastarlo ni prestarle a gente mala paga”, expresó con marcado humor.

Sus vecinos también la ayudaron a organizar y desechar todo lo que ya no tenía alguna utilidad. Expresa que después que su compañero murió la embargó la tristeza pero encontró el apoyo de la vecindad.

Máxima cuenta que Rafael y ella duraron 16 años juntos pero que no tuvieron hijos. Vivian solos y entre los dos hacían los quehaceres del hogar. Ella es invidente de nacimiento pero él perdió la vista de un ojo por un accidente laboral y del otro unos cinco años después por glaucoma. Actualmente, se está en proceso de transferir la tarjeta de Rafael a Máxima, para que ella reciba, tanto el componente Comer es Primero, como el Bonogás Hogar.

Aunque Rafael falleció en diciembre de 2015, el caso llegó a Adess el 27 de septiembre de 2016, y apelando al sentido de oportunidad, se procedió de inmediato con el reclamo ante la aseguradora y la entrega del monto el 23 de enero de 2017, es decir, en menos de tres meses. Mientras que la visita de seguimiento se efectuó el pasado 3 de marzo.