Sala de Prensa

Noticias

octubre 31, 2016

Analizan ventajas y retos Índice de Pobreza Multidimensional

“El IPM ha revolucionado la forma en que miramos la pobreza, pues permite analizar indicadores que antes no se habían considerado”, Matilde Chávez.

SANTO DOMINGO, 31 de octubre de 2016.- La aplicación de una visión multidimensional en las políticas públicas en varios países de América Latina y el Caribe ha permitido logros sustanciales en la lucha contra la pobreza en la región, aunque aún esas naciones enfrentan retos que se esfuerzan en enfrentar para optimizar su desarrollo.

Lo anterior corresponde a las conclusiones de la Primera Mesa Ministerial, efectuada en el marco del VIII Foro para el Desarrollo en América Latina y el Caribe que se desarrolla durante este lunes y martes, organizada por la Vicepresidencia de la República, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La actividad estuvo encabezada por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, y presentada por Jessica Faieta, subsecretaria general de la ONU y directora del PNUD para América Latina y el Caribe.

En representación del país habló la directora del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben), Matilde Chávez, quien se refirió a la implementación del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) en el cual el país trabaja para enfrentar de manera más efectiva la pobreza.

“El IPM ha revolucionado la forma en que miramos la pobreza, pues permite analizar indicadores que antes no se habían considerado, marcando así no solo la incidencia de la pobreza sino la intensidad de la misma en el conjunto de privaciones determinadas en sus tres dimensiones básicas, que son el estándar de vida, educación y salud”, añadió.

Destacó que ese índice viene a complementar la mirada que se hace de la pobreza que los demás indicadores analizan desde otros puntos de vista, remarcando la importancia de cada uno según los fines que se persigan.

“Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras y México tienen sus IPM implementándose; Bolivia, Perú, Paraguay y República Dominicana se encuentran en el proceso de construcción para aplicarlo”, señaló.

Marcos Barraza, Ministro de Desarrollo Social de Chile, dijo que las encuestas aplicadas en su país muestran una tendencia a la baja de la pobreza de nueve puntos por ingresos desde el año 2006 a la fecha, y de dos por ciento en los últimos dos años, mientras que la desigualdad ha bajado moderadamente cuando se mide con el Índice de Pobreza Multidimensional. Destacó que el IPM ha permitido construir una política pública “que transita con mayor fluidez desde la focalización hacia la universalización progresiva”.

De su lado, Juan Carlos Gualdrón, subdirector general para la Superación de Pobreza en Colombia, dijo que el IPM ha ayudado a mejorar la focalización, el uso y destino de los recursos, tomar decisiones estratégicas, identificar por municipios las áreas de mejora por tipo de privación; mientras que señaló como desafíos los embarazos en adolescentes, la inserción en el mercado laboral, al financiero y la continuidad en la educación.

Mientras que el representante de El Salvador, Carlos Sáenz, director de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia de ese país, dijo que el Estado debe poner en el centro de sus políticas a las personas, regular mejor el mercado y mejorar el trato al medioambiente para hacer que las políticas sean sostenibles, cerrar las brechas de la desigualdad, y señaló que su país es uno de los escogidos para la implementación acelerada de los ODS.

Los representantes del gobierno de Guyanas, Volda Lawrence, ministra de Protección Social; y Jean Paul Sherman, viceministro de finanzas, destacaron que el gobierno de ese país tiene como prioridad, dentro de su visión multidimensional, la creación de empleos amigables con el medioambiente, mejorar los servicios de salud, educación, seguridad, protección social y la vivienda.