Sala de Prensa

Noticias

agosto 3, 2015

Catedrático español destaca aportes vicepresidenta Cedeño en cierre brecha digital

Santiago Tejedor

El doctor Santiago Tejedor disertó sobre el rol de la docencia actual, donde asistieron cientos de personas, en su mayoría estudiantes universitarios, quienes escucharon atentamente su ponencia, además de compartir experiencias

SANTO DOMINGO.– El coordinador del Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona, doctor Santiago Tejedor, resaltó los aportes que realiza la Vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, para cerrar la brecha digital en el país y propiciar que todas las personas, sin importar su edad, clase social o lugar de residencia, tengan acceso a las TIC.

En ese sentido, Tejedor aseguró que con acciones como las desarrolladas por la Vicemandataria a través de los 97 Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) se mejora las condiciones de vida de los más necesitados en un mundo de franca evolución tecnológica.

El catedrático se expresó así durante su conferencia “Tecnología, Comunicación y Educación: ¿Qué se exige a los Maestros de esta época?”, realizada en la Universidad Católica de Santo Domingo, organizada por la Vicepresidencia de la República, a través de los CTC.

De acuerdo al especialista, los seres humanos vivimos en una sociedad “infoxicada”, saturada de informaciones dañinas en las redes y fuera de ellas, por lo que el rol del docente es cada vez más importante en lo que respecta a depurar el contenido y compartirlo con sus estudiantes.

“Los contenidos negativos han crecido mucho en los años recientes, sobre todo en las redes sociales. Por eso el papel del educador es primordial e indispensable en la asesoría a los estudiantes. El uso de la Web es una gran oportunidad, pero también entraña una gran responsabilidad que debemos asumir como docentes”, precisó.

Compartir en

El catedrático agregó que la tendencia actual apunta a otra categorización de usuarios de Internet denominada “huérfanos digitales”, refiriéndose a los infantes y adolescentes que pululan por la red virtual sin ningún tipo de supervisión ni control. Parte de esta problemática se debe a la resistencia de algunos docentes a incluir las TIC en las aulas.

“El maestro debe tener la suficiente madurez como para saber que hoy también somos alumnos; que el proceso de enseñanza es horizontal, y que los roles se cambian constantemente porque hay estudiantes que manejan conocimientos con mayor profundidad que los mismos docentes”, reflexionó.

Compartir en

Fue enfático al decir que “no basta con manejar la tecnología, hay que ser críticos dentro y fuera de ella”. Por esa razón es que considera que hoy más que nunca se necesitan educadores comprometidos, motivados y dispuestos al cambio constante, docentes capaces de evolucionar a medida que avanza el contexto sociocultural y tecnológico de sus estudiantes.

Concluyó su disertación reflexionando sobre cómo ser un educador del siglo XXI, lo que mereció el elogio de los cientos de estudiantes presentes, sobre todo de las autoridades universitarias y el director de los CTC, Claudio Doñé, quien felicitó al expositor.